miércoles, 29 de agosto de 2007

No estoy muerto, que estaba de parranda...

Como decíamos ayer.. (TM Fray Luis de León) pues no he puesto ni un mal cartel de cerrado por vacaciones en agosto, pero es que las vacaciones llegan, empiezas a patearte Valencia (Mónica, Darío, Marta..) Pamplona (David, Fran, Caballo, Ananda..), Madrid (Carmen, Elena, Luis,...), Cádiz (SuperNachete, Paloma, Imma, Juan..) y esos sitios maravillosos y claro, para cuando te das cuenta, estás de vuelta en el curro y ha pasado un mes. Y encima te han dejado cuatro libros geniales que intentas leerte en una semana. (Próximamente en "Estoy Leyendo")

Agosto no cuenta nunca como trabajo, pero os dejo dos microcuentos y una canción para que no me peguéis. Mañana haré ronda de comentarios por los blogs, lo prometo. Seguro que habéis escrito mucho y muy bueno.

Sed felices, y un fuerte abrazo, si todavía leéis esto después de un mes en blanco. No soy digno...

Tienda
En mitad de su camino, se detuvo a contemplar el escaparate. No recordaba que aquella tienda estuviera allí, tan llena de artesanía china, curiosidad hindúes y quincalla africana. Se animó a entrar, y vio algunas cosas curiosas.

Salió con una copa que siempre estaba llena, una flauta que hechizaba a los ratones y un hatillo inacabable. Dos semanas después la buscó frenéticamente, pues creía necesitar una Poción de Amor Verdadero, En su lugar había una tienda de electrodomésticos. Ahora contempla con pena la copa vacía, la flauta mal cortada y el trapo con un palo.




Reina del Baile
Llegó a su habitación a las tantas de la mañana, después del día de graduación de su Instituto Americano. Se miró en el espejo, se alisó el pelo, se volvió a maquillar. Estaba perfecta y radiante. Había sido la jefa absoluta de todo lo que pasaba. Había sido la Reina del baile y había hecho todos sus sueños juveniles realidad. Ahora quedaba el futuro: El trabajo, quizás un matrimonio o una casa. Pero eso era para otras.

Con sumo cuidado, tragó pastillas sedantes suficientes como para que su bello sueño durara por siempre.

3 comentarios:

Microalgo dijo...

Eo, Peter!!

Seguimos leyéndolo, no se preocupe!!

monica dijo...

yo de esa tienda quiero un pastel de chocolate inacabable, cigarrillos buenos para la salud, papillas enriquecidas con suerte, y una escoba de bruja para de vez en cuando, llegar volando a otra ciudad

Lara dijo...

¡Qué bien que volviste, Peter!