martes, 29 de mayo de 2007

Dos Palabrotas por Valencia...

Hace poco estuve en Valencia, visitando a una amiga, recorriendo la playa y visitando lo que tienen montado para la Copa America, que la verdad, está muy bien. En uno de los barrios de Valencia, llamado del Carmen, han ido apareciendo interesantes carteles. Reproduzco uno y dejo el enlace a donde encontrareis los 8 que llevan ofreciendo. Son un grupo de chicas de Valencia que pusieron uno, y ahora, por petición popular, lanzan cada mes. A mi me gustan. Y como este es mi blog, los recomiendo.

http://dospalabrotas.blogspot.com/

Convirtámonos en gente horrible. Disfracémonos de negro y blanco, y bailemos un pasodoble delante de cien abuelos desconocidos que escupen en el nombre del amor. Aspiremos el olor a puro, digámonos un sí pequeñito, y que la hipoteca nunca nos separe. Durmamos todas las noches juntos, hagamos el amor con dulzura y dejemos de follar. O follemos sin besos y dejemos de hacernos el amor. Tengamos niños que no se parezcan a nosotros, tan feos que hasta nos caigan mal. Cambiemos la moto por un coche familiar monstruoso imposible de aparcar. Empujemos carritos maltrechos llenos de ofertas 3x2 por centros comerciales escalofriantes. Cenemos en total silencio, que la televisión converse con nosotros. Perdamos nuestros nombres por los de papá y mamá, y vendamos un poquito de magia por 20 m2 más. Olvidemos que significa echarnos de menos y soñemos a escondidas con volver a sentirnos niños enamorados. Canjeemos la ilusión de vernos por la costumbre de tenerlos, la sorpresa de un latido por la monotonía de abrazos insípidos. Mirémonos un día extrañados sin conseguir recordar qué nos hacía reír tanto.

Cásate conmigo, y tal vez así consiga dejar de quererte.
(Palabrotas)

3 comentarios:

Microalgo dijo...

Pues no estoy de acuerdo.

Yo sigo pensando que el amor verdadero existe, y que tiene sus fases, como todo. Y el que dice que después de diez años no hay amor se equivoca tanto com oel que dice que tras diez días no puede haberlo. Pero son cosas diferentes.

Claro que hay gente que es INCAPAZ de amar después de tres años (y ni siquiera después de uno, incluso). Entonces sí, búscate otro amante que te la meta (u otra amante que se la deje meter), reconoce tu inmadurez sentimental y a tomar por saco, niñato barra a.

Peter dijo...

No lo veo tan negativo como tu.

Para mí, el texto es un "quiero dejar de quererte, así que casémonos, y a ver si la rutina puede con nosotros". La que escribe ama, y para bien o para mal, quiere dejar de hacerlo.

Hay gente capaz de amar. Hay gente incapaz de amar. Y hay gente que pensaba que amaba y que luego amó. Hay gente que amó y luego piensa si realmente amaba.

En ese texto, alguien que ama, en mi humilde punto de vista, intenta dejar de amar. Y no puede. Porque el amor existe.

Leete los demás de su blog (son unos 8). El de Caperucita es muy interesante. Y gracias por comentar.

monica dijo...

Hola lector errante.

Me alegra que te gustara el blog. Si, hay amor, lo dificil a veces es añadir el calificativo, bueno, malo, verdadero, falso...Os dejo un artículo que encontré hace tiempo.

Saludito!

"Día de los enamorados

ANTONIO GALA

Puede que ese título sea una socaliña comercial. Pero lo que lo provoca no lo es. Quien no esté enamorado y no sienta envidia de quienes lo están es que ha tirado la toalla de la vida, su hermoso descabalo. El enamorado es igual que un faquir: pisa descalzo las ascuas del amor; se acuesta en su cama de clavos; devora sus antorchas... Y sigue ileso: ileso y moribundo. Si está solo, el enamorado es un mendigo; pero si está con quien ama, es más que un rey: esa es su única esperanza. Uno y otro son francotiradores que hacen la guerra por su cuenta, sin encontrarse a veces, buscándose más siempre: cuando se encuentran son ya dioses. Porque ven más allá de todo, y más que nadie saben los motivos de su sentimiento. Porque el amor no es ciego: donde los demás ven una sonrisa mustia, el amante ve un amanecer. Bendito sea."