miércoles, 13 de junio de 2007

Microcuentos (II)

Actriz
Era capaz de captar el más mínimo matiz, representar la más mínima duda, sentir los sentimientos del más extraño papel. Una mañana de mayo, representó por primera vez a una niña feliz, que espera en el puerto el retorno de su amado, seguro de su regreso. Ya nunca dejó de sonreír. Ya nunca volvió a actuar.

Caníbal
Harto de perseguir animales peligrosos y siempre alerta, se hizo vegetariano. Es mucho más fácil cazar a la gente cuando está distraída buscando bayas y frutos.

Esperanza
Ante la negativa, formal y definitiva, de su amor, el se deshizo en lagrimas, y se escurrió por la alcantarilla. Sueña algún día en llover sobre ella.

Inclinación
- Conocerás a la mujer de tu vida - dijo la gitana con voz profética. La cliente se sorprendió, pues no era la respuesta que esperaba. Un instante después, se dio cuenta de que la gitana era hermosa, sus labios apetitosos, y su mirada incitante.

Seducción
El la miró. Pasaron muchos años. Ella sonrió. Mucho tiempo después, el se desheló un poco. Que complicado es el cortejo entre glaciares.

5 comentarios:

Carmen Moreno dijo...

No pierdas nunca la esperanza, no te conviertas en caníbal, no creas en gitanas. Quién sabe... Tienes toda la historia por delante.

Peter dijo...

Hay que ser optimista convencido, entonces. Creo que soy de esos. A ver donde puse mi optimismo...

Hoy viene a mi la damisela soledad
con pamela, impertinentes y botón
de amapola en el oleaje de sus vuelos.
Hoy la voluble señorita es amistad
y acaricia finalmente el corazón
con su más delgado pétalo de hielo.

Por eso hoy
gentilmente te convido a pasear
por el patio, hasta el florido pabellón
de aquel árbol que plantaron los abuelos.
Hoy el ensueño es como el musgo en el brocal
dibujando los abismos de un amor
melancólico, sutil, pálido cielo.


Gracias, Carmen.

Microalgo dijo...

Pues yo creo que, a veces, es mucho más rentable perder la esperanza y a otra cosa, mariposa. Hay quien no merece que lo esperemos.

Microalgo dijo...

... Pero a lo que iba: los microcuentos, género dificilérrimo donde los haya, se le dan a Usted de puñetera maravilla... ¿Será constante los miércoles? Tenga Usted en cuenta que es complicado...

(Yo, por mí, encantadísimo).

Peter dijo...

La esperanza no se deposita en la persona particular, sino en conseguir la situación anhelada... los detalles siempre han sido eso, detalles.

Si, la intención es tener Miércoles de Microcuentos todas las semanas. Sé que será difícil, pero si hay que hacer cambios hay que esforzarse. Uno para vos:

Las ilustres familias de los Rodofitas y los Clorofitas llevaban años enfrentándose sin parar. Tras muchos años, el amor prohibido de un descendiente de cada familia dio lugar a un heredero. Felices ante el amanecer de un nuevo futuro, pasó un camión por allí, y las convirtió a todas en harina para pollos.