jueves, 5 de julio de 2007

Las Palabras de la Noche (Natalia Ginzburg)

Semana muy ocupada. La obra de teatro del lunes tuvo lleno total y ovación final con todo el mundo de pie. Más de dos horas de teatro (con pausa y todo) muy bien realizadas. Genial. Esta semana está pasando rápido entre comidas y similares. Hoy me voy al teatro a ver "Madrugada de Cobardes" Ya os contaré. Mientras, a ver si me pongo al día con las reseñas pendientes. Este libro me lo recomendó Elvira Navarro (aquí) en la Exposición de cuadros de Rebeca (aquí), , y le agradezco profundamente la recomendación. Vamos allá

Datos: Las Palabras de la Noche de Natalia Ginzburg, Editorial Pre-textos (Segunda edición 2001, la primera es de 1994), Narrativa contemporánea, 126 páginas, Precio FNAC 10,40 euros.

Este libro es un poco raro. O eso me pareció al principio. Sin prisa pero sin pausa, la autora te mete en la conversación de madre e hija en un pequeño pueblo italiano. Si al principio te parece lento, tranquilo o aburrido, sigue leyendo. Tarde o temprano, la pequeña red de la cotidianidad, las simples historias de gentes en pueblos apartados, los nombres de Raffaella, Purino o Gemmina se te empezarán a hacer familiares, mientras vas aprendiendo quien es cada quién, que hicieron, o que les pasó. Y, deslizandote tranquilamente de uno a otro, casi sin que notes los puntos, llega el final del libro. ¿Que ha pasado? Realmente, muy poco. ¿Su vocabulario es prodigioso, sus metáforas inspiradas? Tampoco. Este libro es sencillez, inocencia, candor, sutilidad. Y cuestiones basicas humanas, sencillas y por eso trascendentales. Sin grandes violencias. Sin horribles dramas. Solo gente que vive, ama, pregunta, sufre. Porque sufre. Son atisbos a vidas grises, a un amor que intenta flotar en medio de las costumbres y el pasar del tiempo. Un libro que te dice que si no luchas por algo, ese algo acabará siendo indiferente. Y te preguntarás que estropeó todo, cuando sabes que fue tu decisión dejar pasar el tiempo en vez de vivir, en hacer la vida de los otros, la de las costumbres. Es un libro con muchas lecturas, así que no te fies de la mía. Pero es bueno, muy bueno. Y como la autora escribe al principio"En este relato, los lugares y los personajes son imaginarios. Los unos no se encuentran en los mapas y los otros ni viven ni han vivido nunca en parte ninguna del mundo. Y ya lo siento, porque he llegado a amarles como si fueran reales."

Aunque no los he amado, desde luego, me han parecido muy reales. Siento si lo coges, lo lees y no lo ves tan "obra guay de literatura". Busca tu corazón y ábrelo de nuevo.

Me da ahora miedo leer otros libros de la misma autora, y descubrir que su luz tranquila no esté en sus otros libros. Habrá que arriesgarse. Este libro ha sido adaptado al cine en la pelicula "Las voces de la noche" de Salvador García Ruiz.

Un libro tranquilo de mirada inocente a un pueblo perdido. Y como es inocente, saca las miserias humanas. No es gran cosa, solo la vida, que fluye. No la dejes correr.

2 comentarios:

Microalgo dijo...

Pues...

Si han hecho una película de eso, me da que tiene que ser un poco peñazo, Peter. Hay libros que no deberían filmarse, y otros que lo están pidiendo a gritos.

Me alegro de que lo del teatro fuera un éxito.

Abrazotes polícromos.

Fusa dijo...

Voy a empezar a leerlo ahora mismo. Después te digo.